Los frutos de La Primera Comunión (I)

Subido el 24 de febrero de 2013 en la Categoria Dimensiones Pastorales,Los padres y la primera comunión por

res

Unos padres cristianos quieren lo mejor para sus hijos y qué hay mejor que dar a tu hijo la posibilidad de que Cristo le salga al encuentro a través de su Cuerpo y su Sangre; sin duda, es el mejor regalo que pueden recibir a los nueve años.

Los frutos de la Eucaristía

Subido el 20 de junio de 2012 en la Categoria Dimensiones Pastorales,General,Los padres y la primera comunión por

Recibir al Señor el día de la primera comunión puede resultar ser una anticipación de la gloria del cielo.Los padres queremos que nuestros hijos sean hombres y mujeres alegres, ¿qué mayor alegría que recibir a Cristo mismo aquí en la tierra?

La Primera Comunión es fuente de perdón

Subido el 15 de febrero de 2012 en la Categoria Dimensiones Pastorales,Los padres y la primera comunión por

La eucaristía nos separa del pecado y nos reconcilia con Dios y con los demás.

¡Qué suerte tiene la familia! Todas nuestras discusiones familiares y egoísmos que podrían aplastar la relación entre nosotros, las superamos más fácilmente porque Jesús nos enseñó a perdonar y nos dio la gracia para superar estas diferencias a través del sacramento de la penitencia.

Mas allá del banquete, los regalos o el traje

Subido el 15 de octubre de 2011 en la Categoria Dimensiones Pastorales,Los padres y la primera comunión por

res

“La Iglesia es el lugar donde se hace presente el Espíritu de Cristo, que acompaña a los hombres y mujeres en el camino de la vida”.

Nuestros hijos se incorporan a la vida de la Iglesia a través de los sacramentos.

Con la comunión, nuestros hijos deben ser conscientes de que se incorporan a la vida de la Iglesia, el lugar que Dios ha elegido para quedarse entre nosotros.

Primera Comunión: Un paso dentro de un proceso

Subido el 20 de febrero de 2011 en la Categoria Dimensiones Pastorales,Los padres y la primera comunión por

comunionPASO PRIMERO
Todo comienza con el deseo de unos padres. El deseo de pedir el Bautismo para un hijo, porque previamente ellos han descubierto que la fe es lo más importante. No se bautiza a un niño porque es lo que hace la mayoría, por costumbre, porque toca o por superstición. Es un primer paso serio, porque en la fe de los padres, de alguna manera, está latente la fe futura del hijo. Sabemos que la fe es un don de Dios y que requiere la apertura y acogida del corazón de la persona; pero también sabemos que podemos preparar el terreno propicio para que ésta se genere. Primer paso de todo un camino largo por recorrer. Si en el matrimonio se vive la fe se irá fraguando la posibilidad de la futura fe del hijo. Tener a Dios como pilar y roca firme en el matrimonio es garantía de la futura gestación de la fe de los hijos.

Haciendo un poco de Memoria Histórica

Subido el 19 de octubre de 2010 en la Categoria Dimensiones Pastorales,Los padres y la primera comunión por

Quizás hayan pasado tantos años que ni nos acordemos de ello… Me refiero a las preguntas que nos hicieron una vez al casarnos. No me refiero a la pregunta tan conocida de si aceptas a Fulanito o Menganita como esposo o esposa, sino a lo que nos cuestionaron después de dar nuestro consentimiento.

A dos años vista

Subido el 1 de noviembre de 2007 en la Categoria Dimensiones Pastorales,Los padres y la primera comunión por

Un grupo de madres y padres nos unimos para preparar a nuestros hijos para un acontecimiento importante: la Primera Comunión. Tenemos dos años por delante, que, como una maratón, queremos correr y así, conseguir que cuando llegue el día señalado, nuestros hijos vivan, de la mejor manera posible, tan gran acontecimiento. Catequesis, lecturas bíblicas, dinámicas, juegos… mil malabares para hacerles entender el Misterio tan grande que van a recibir.

Un ¿largo? proceso

Subido el 10 de febrero de 2007 en la Categoria Los padres y la primera comunión por

Ya se van acercando las fechas de la Primeras Comuniones. Durante, al menos, dos años de preparación, los niños se han ido formando poco a poco en los fundamentos de la fe o iniciación cristiana –iniciación que se completará con el sacramento de la Confirmación-.

Este proceso puede resultar largo, pero no menos enriquecedor, tanto para la vida de fe del niño, como para la familia que lo acompaña y la Comunidad Cristiana que lo acoge.

Si con la Primera Comunión de su hijo, los padres tienen como menta cumplir compromisos sociales, ciertamente que este tiempo de preparación resultará una carga pesada de la que están deseando “liberarse” lo antes posible. En cambio, los padres que tienen como meta el que su hijo crezca no sólo en estatura, sino también “en sabiduría y en gracia ante Dios y los hombres”, aprecian este tiempo y lo estiman necesario para que la “semilla” que se plantó en su bautismo empiece a dar sus frutos, tales como: el descubrir que la vida es un regalo de un Dios Padre, que nos la da por amor y para amar; el conocer a Jesús, ese Dios cercano, hecho hombre que nos dice cuánto nos quiere, en la cruz; el descubrir que la eucaristía es el “sello” de este amor ; el vivir la alegría del perdón y el ser capaz de perdonar a los demás …

Naturalmente, todas estas vivencias no se pueden “conocer” en un mes, ni en dos, ni en un año, ni en…. Es en toda una vida. De ahí, que el acompañamiento, en este caso, a los niños, sea vital para no ahogar el amor que Dios quiere manifestar en ellos.

Los niños de Primera Comunión también hacen preguntas

Subido el 15 de diciembre de 2006 en la Categoria Los padres y la primera comunión por

Hace poco más de un año que en la Plaza de San Pedro tuvo lugar un encuentro de catequesis y de oración con el Papa Benedicto XVI, cuyo tema fue “El Pan del cielo”. En él participaron unos 100.000 niños de Italia y de otras partes del mundo que por entonces habían hecho su primera comunión. Un momento importante del encuentro fue el diálogo que el Papa mantuvo con los niños en torno a la amistad con Jesús en la eucaristía y la forma de mantenerla siempre viva.

Los niños fueron planteando al Papa preguntas tales como: ¿Qué recuerdo tienes del día de tu primera Comunión? ¿Debo confesarme todas las veces que recibo la Comunión? Mi catequista, al prepararme para el día de mi primera Comunión, me dijo que Jesús está presente en la Eucaristía. Pero ¿cómo? Yo no lo veo. ¿Para qué sirve, en la vida de todos los días, ir a la santa misa y recibir la Comunión? Y así otras más a las que el Papa fue contestando también con la misma sencillez y naturalidad.

La entrevista está publicada en Internet ( Catequesis de Primera Comunión por Benedicto XVI: http://es.catholic.net/celebraciones), y, en mi opinión, merece la pena ser leída en su integridad, no sólo por la belleza de la espontaneidad sino también por su contenido catequético y clarificador sirviendo, además, de ayuda tanto a padres como a catequistas que trabajen o tengan niños y niñas en esta etapa de la vida de fe.

Empezando la Catequesis de Primera Comunión

Subido el 15 de octubre de 2006 en la Categoria Dimensiones Pastorales,Los padres y la primera comunión por

Hemos empezado un nuevo curso escolar, y esto supone entrar en una planificación en la que no sólo las actividades escolares, sino también las extraescolares – encaminadas a completar la formación de nuestros hijos – ocuparán un tiempo importante en la vida de un niño.

Los padres como catequista

Subido el 21 de mayo de 2006 en la Categoria Dimensiones Pastorales,Los padres y la primera comunión por

Los Padres y La Primera Comunión

Durante estos dos últimos años, he tenido la gran suerte de poder ser catequista de Pre-comunión de mi hija mayor. Y digo suerte porque, gracias a que los horarios de las catequesis y de las reuniones de las catequistas son dentro del escolar y la ayuda de mi marido para quedarse con el más pequeño en casa, he podido disfrutar de una experiencia muy enriquecedora y gratificante.

¿Cómo hablar de Dios a los niños?

Subido el 21 de mayo de 2006 en la Categoria Dimensiones Pastorales,Los padres y la primera comunión por

Mejor que las difíciles y complicadas explicaciones es:

- Empezar por vivir sencillamente con ellos esa rica experiencia de “ser padres”. A través de la presencia cariñosa el niño intuirá la presencia de Alguien que le quiere y le cuida, de Alguien que es amor y bondad.

- Luego, cuando al anochecer el hijo se abandona confiado en los brazos de sus padres, es el momento oportuno para decirle senci­llamente que todos tenemos un Padre y para enseñarle a hablar espontáneamente con Él y rezarle: “Padre Nuestro…”

Aspectos a cuidar

Subido el 5 de marzo de 2006 en la Categoria Dimensiones Pastorales,Los padres y la primera comunión por

La Primera Comunión es un momento importante en la vida de fe de un niño porque es cuando, de forma más consciente, va a experimentar en él, por primer vez, la presencia y amistad de Jesús. Este hecho será, por tanto, un hito en su vida; será un antes y un después.

Hay muchos aspectos que habría que cuidar para que el acontecimiento de la Primera Comunión deje una huella especial en el niño. Pero hoy sólo queremos insistir en uno: el social (traje, regalos, convite, dinero, fotos, etc). Caer en la trampa del consumismo o hacer de la Primera Comunión un acto social, por encima de todo, sería confundir al niño, hacerle dudar de para qué se ha estado preparando durante cierto tiempo. Sería como haber regalado un hermoso paquete, pero sin regalo dentro o un libro sin letras.

Hacer fiesta sí, porque el acontecimiento lo requiere y la alegría se comparte con los más allegados; pero nunca de tal forma que ahogue el verdadero motivo de la misma.