La oración en familia

Subido el 24 de febrero de 2013 en la Categoria Dimensiones Pastorales,Vocación al matrimonio por

res

Nos introducimos ahora en la misión sacerdotal de la familia. La «familia cristiana puede y debe ejercer en íntima comunión con toda la Iglesia, a través de las realidades cotidianas de la vida conyugal y familiar.

La Catequesis Familiar

Subido el 23 de diciembre de 2012 en la Categoria Dimensiones Pastorales,Vocación al matrimonio por

A continuación apuntaremos algunas vías concretas para la transmisión de la fe en la familia. La CATEQUESIS FAMILIAR se encuadra dentro de la misión profética que la familia está llamada a desempeñar como comunidad creyente y evangelizadora.

Las características que son asignadas a esta forma de catequesis son las siguientes:

La Promesa es para Vosotros y para Vuestros Hijos (Hech 2, 39)

Subido el 16 de octubre de 2012 en la Categoria Dimensiones Pastorales,Vocación al matrimonio por

La Carta apostólica de Benedicto XVI, Porta fidei, convocando el Año de la fe, se abre con estas palabras:

Nuestros hijos son practicantes: la clave está en la preadolescencia

Subido el 20 de junio de 2012 en la Categoria Dimensiones Pastorales,Vocación al matrimonio por

res

 Hace unos años escribimos un artículo sobre “La familia, útero espiritual”. Siguiendo esta metáfora, hoy parece que asistimos atónitos a cierta “infertilidad”, que hace difícil la transmisión de la fe. Sombras y luces que nos permitirán seguir reflexionando sobre este tema.

La vocación de nuestros hijos

Subido el 15 de abril de 2012 en la Categoria Dimensiones Pastorales,Vocación al matrimonio por

Querida hija:

Cuando una vez nos pediste que pusiéramos un nombre al amor, te respondimos: «Paula, Sofía y Beatriz», porque el amor tiene nombre de persona. Ahora tenemos la ocasión de explicártelo.

Nuestros hijos se han separado

Subido el 15 de febrero de 2012 en la Categoria Dimensiones Pastorales,Vocación al matrimonio por

Pasaron ya aquellos días de cansancio por la vida en común, nerviosismos, impaciencias e intolerancia, desconfianza recíproca, a veces falta de transparencia, sensaciones de traición, desilusión por una persona que se ha revelado distinta a cómo la había conocido al principio de su relación.

Hazte con un buen Antivirus

Subido el 15 de octubre de 2011 en la Categoria Dimensiones Pastorales,General,Vocación al matrimonio por

¿Sabes cuántos virus pueden sabotear tu vivencia de la sexualidad? Son virus, a veces gusanos troyanos, que roen los fundamentos de cómo entender una adecuada sexualidad. Sin que apenas te des cuenta van despersonalizando tu sexualidad hasta el punto de volverla inservible para lo que realmente estaba programada. Te presentaré algunos de los que más circulan por la red:

La dificultad del noviazgo: Saber ser auténticamente libres

Subido el 15 de junio de 2011 en la Categoria Dimensiones Pastorales,Vocación al matrimonio por

res

Los propios novios notan en sí mismos la debilidad para realizar una comunión personal en la carne misma. No basta la mera atracción de la carne o la sola afinidad afectiva. Lo que se nos ha dado como don hay que ganarlo como tarea.

La verificación del amor. Elogio de la virtud

Subido el 15 de abril de 2011 en la Categoria Dimensiones Pastorales,Vocación al matrimonio por

El amor tiene su verdad, que hay que verificar. Solo la decisión de vivir en la verdad del amor hará posible que los novios que acaban de descubrir su amor, y con ello el sentido de su vida, puedan ir alcanzando paulatinamente su amor y la plenitud que se les ofrece. Si se niegan a vivir en la verdad de su amor, acabarán haciendo imposible la comunión personal para pasar a una relación de dominio.

El amor como elección y los dos objetos del amor

Subido el 20 de febrero de 2011 en la Categoria Dimensiones Pastorales,Vocación al matrimonio por

Hasta ahora hemos visto cómo el amor es fundamentalmente una pasión, algo que se padece y que uno no elige. Pero el amor implica también nuestra libertad: esto es, puede ser vivido como una elección en la que la persona se implica a sí misma. Para ello es preciso conocer el bien que nos atrae y la comunión a la que nos llama. El amante asume un protagonismo definitivo pues con su libertad es él quien quiere amar, vincularse, entregarse. El amor pasa entonces a ser también un acto de la voluntad.

El riesgo de idolatrar el amor

Subido el 16 de diciembre de 2010 en la Categoria Dimensiones Pastorales,Vocación al matrimonio por

Las dificultades del amor pueden llegar a obstaculizar más o menos la excelencia del amor. Pero cuando lo desfiguran en la acción, y la persona actúa llevada por un amor no verdadero, surge una última y terrible dificultad: idolatrar el amor. No se trata aquí de idolatrar la persona amada, pues se es consciente con cierta rapidez de que la otra persona, por muchas cualidades que tenga, jamás podrá ser perfecta totalmente; ni tampoco se trata de idolatrar la experiencia del amor, en cuando único ámbito verdaderamente personal en un mondo complejo y agresivo… Se trata más bien de un extraño intento de justificar con el amor todo lo que la persona realiza, especialmente las equivocaciones, los errores, los pecados. «Lo siento, lo hice porque te amaba». Como si el amor tuviese el poder y la autoridad de un dios, como si el puro sentimiento pudiese dar todo, hacer todo, justificar todo.

El Don y la Tarea del Noviazgo

Subido el 19 de octubre de 2010 en la Categoria Dimensiones Pastorales,Vocación al matrimonio por

novios

A continuación abordaremos lo esencial del tiempo del noviazgo, lo que supone de don y de tarea para sus protagonistas. No es un camino exento de dificultades que habrá que superar, así como saber desenmascarar lo que se les presenta con apariencia de verdadero y bueno, pero que no es más que un sucedáneo o una simple mentira.

Luces y sombras en la familia

Subido el 16 de junio de 2010 en la Categoria Dimensiones Pastorales,Vocación al matrimonio por

LA SOMBRA: La dificultad de ser padres es una crisis de la esperanza.

El hecho que la crisis de la paternidad que aflige de un modo verdaderamente preocupante a la sociedad occidental del bienestar en declive demográfico, tenga que ver con una crisis de la esperanza es una afirmación generalmente compartida. El eclipse de la paternidad es la expresión radical de la enfermedad de la libertad, la cual, separada del origen y los vínculos, acaba necesariamente perdiendo todo impulso hacia el futuro replegándose en el proyecto de una autorrealización individualista.

Familia ¡sé lo que eres! (continuación)

Subido el 12 de diciembre de 2009 en la Categoria Dimensiones Pastorales,Vocación al matrimonio por

La familia, escuela de valores y virtudes. La familia constituye, más que una unidad jurídica, social y económica, una comunidad de amor y de solidaridad, insustituible para la enseñanza y transmisión de los valores culturales, éticos, sociales, espirituales y religiosos, esenciales para el desarrollo y bienestar de sus propios miembros y de la sociedad. La familia ofrece el cauce natural para educar a los hijos en valores que se proponen como vertebradotes de la convivencia en nuestra sociedad: igualdad, dignidad de la persona, aceptación de la diferencia, solidaridad.

Página siguiente »