Fidelidad Conyugal (III)

Subido el 24 de febrero de 2013 en la Categoria El arte de convivir,Relaciones por

CREATIVIDAD PERMANENTE

El proyecto común y compromiso de vida y amor irá variando necesariamente. Nunca estará hecho del todo.

Fidelidad Conyugal (II)

Subido el 23 de diciembre de 2012 en la Categoria El arte de convivir,Relaciones por

res

¿FIDELIDAD A UN PROYECTO CONYUGAL?

De entrada, no. No es un proyecto el objeto propio de la fidelidad, por importante que éste sea, sino la persona; la otra persona, con la cual -en este caso- me he comprometido a realizar un proyecto común de vida y amor conyugal.

Fidelidad conyugal (I)

Subido el 16 de octubre de 2012 en la Categoria El arte de convivir,Relaciones por

res

¿Quién habla hoy de fidelidad? ¿No se ríen muchos medios de comunicación del presidente de la nación por ser fiel a su esposa? En la sociedad que éstos nos presentan, ¿no es precisamente la infidelidad conyugal, lo más corriente, lo más natural y casi lo más banal?

Textos Bíblicos para la Reflexión Conyugal

Subido el 19 de octubre de 2010 en la Categoria El arte de convivir,Relaciones por

En esta ocasión os remitimos unos textos bíblicos que nos han ayudado en nuestra relación conyugal.  Os proponemos que los reflexionéis en pareja.

Eclesiastés 4, 9-12

¿Lo más importante?

Subido el 22 de febrero de 2010 en la Categoria El arte de convivir,Relaciones por

¡Qué complicado se hace encontrar un equilibrio entre las obligaciones laborales y familiares y la tranquilidad familiar!

El trabajo es importante y necesario, evidentemente. Al menos un miembro de la familia debe trabajar para mantenerla, aunque lo normal es que debamos trabajar ambos, ya que para muchos sería muy complicado mantenerse con un solo sueldo. Es cierto que siempre podríamos ajustarnos, y ajustarnos y ajustarnos hasta poder hacerlo, pero creo que a día de hoy, con los precios de todo, empezando por nuestras hipotecas y los sueldos actuales, es muy difícil. Así que la mayoría de nosotros debemos trabajar, y el trabajo tiene obligaciones que muchas veces son sí o sí y nos tenemos que aguantar.

El verano

Subido el 23 de octubre de 2009 en la Categoria El arte de convivir,Relaciones por

Dicen que el verano es la época del año donde más parejas se separan. Probablemente es así, de hecho ya nos ha pasado en varias ocasiones que al volver a las rutinas habituales de colegios, trabajos, etc. nos llega alguna noticia de ese tipo. Este año ya conocemos dos casos.

A nosotros nos resulta realmente curioso… en verano. Para nosotros es la época en que más relajados estamos, más disfrutamos de nuestros hijos, del tiempo libre, de nosotros como pareja. De hecho es cuando más tiempo juntos podemos pasar… y seguramente ahí está el problema de muchas parejas.

Altibajos

Subido el 17 de junio de 2009 en la Categoria El arte de convivir,Relaciones por

Nadie dijo que sería fácil. Sabíamos que teníamos que cuidarnos. Y efectivamente es así, la convivencia no es fácil. La pasión y la ilusión del principio, suelen dejar paso a la rutina, a los temas recurrentes y al paso de los días sin más.

Por eso, no debemos bajar la guardia. Tenemos que estar siempre alerta, siempre pendientes de nuestra pareja. Vivir en pareja no es fácil, siempre hay altibajos. Pero lo importante es estar atentos y reaccionar a tiempo. Dialogar, sincerarse, escuchar, mimarse… son los ingredientes de la receta.

Dialogar

Subido el 20 de abril de 2009 en la Categoria El arte de convivir,Relaciones por

inde Hace unas semanas, en una reunión de nuestro grupo de matrimonios, tratamos el tema del diálogo en la pareja. Pero no del diálogo del día a día, del trabajo, los niños… hablábamos del DIÁLOGO de la pareja. Ratos que dedicamos a hablar de nosotros como uno solo, de cómo nos sentimos, de cómo va nuestro proyecto. Hablar de los niños, el trabajo, el día… es importante y necesario, es parte de nuestra esencia como familia. Pero no podemos perdernos en esa rutina y olvidarnos de lo más importante: tú y yo.

Todos esos dones / All Good Gifts (Godspell)

Subido el 12 de febrero de 2009 en la Categoria El arte de convivir,Relaciones por

En primer lugar disculparnos, ya que reconocemos que hemos faltado a nuestro compromiso de aportar textos a esta publicación en alguna ocasión. Queremos comentar por qué, y no como argumento de justificación sino como experiencias que nos hacen aprender y crecer como pareja, y como pareja cristiana.

Como ya hemos comentado en junio de 2008 nació nuestro tercer hijo. Nos llenó de alegría a pesar de las dificultades que tuvimos durante el embarazo y posteriores al nacimiento. Gracias a Dios todo salió bien y siempre agradeceremos a todos los que nos acompañasteis con ánimos y oraciones aquellos días. Pero llegó la rutina y el día a día para una familia numerosa con la familia a tiro de barco o avión. Una rutina que a día de hoy nos agota bastante, trabajos, colegios, guarderías, clases de baile para las niñas, más trabajo, la casa, “encaje de bolillos” cuando los niños se ponen malos… ¿y dónde quedamos nosotros como pareja? ¿y dónde queda Dios en todo esto?

PEDID Y SE OS DARÁ (Mt 7,7-12)

Subido el 14 de octubre de 2008 en la Categoria El arte de convivir,Relaciones por

En estos últimos meses, esta frase se ha hecho presente en nuestras vidas más que nunca.

Nuestra andadura como pareja empezó hace 15 años y llevamos 9 años casados. En todo este tiempo hemos pasado por diferentes etapas. Noviazgo, vida matrimonial, cambio de ciudad, la llegada de nuestra primera hija, algunos disgustos, nuestra segunda hija, … En cada una de estas etapas hemos intentado acomodarnos a los cambios y conseguir siempre cierta armonía. Siempre procuramos no olvidar que todo empezó con nosotros dos y que no podemos perdernos el uno al otro en todos estos cambios.

Convivir en tiempo de Pascua

Subido el 1 de mayo de 2008 en la Categoria El arte de convivir,Relaciones por

Pascua es la más antigua y la más grande de nuestras fiestas como cristianos. Es una época que debe ser celebrada con alegría, como si se tratara de un solo y único día festivo; más aun, como un “gran domingo”. Es realmente un tiempo de carácter jubiloso y festivo. Pentecostés era una larga y gozosa celebración de la fiesta de pascua.

 

En cierta manera, durante la vida de toda pareja, en su convivencia, surgen también épocas de gran alegría, de fiestas, así como de tristeza, esperanza, desasosiego, etc. En nuestro caso concreto, podemos decir que nuestra convivencia pasa por un momento de inmensa alegría. Estamos esperando nuestro tercer hijo y estamos de fiesta. Nuestros días giran hoy alrededor de la buena noticia, de la llegada de un nuevo miembro a esta familia.

 

Por otro lado, debido a unos problemas médicos que han surgido, se ha convertido también en un tiempo de incertidumbre e incluso de miedos. Son momentos en los que la pareja se une más que nunca, se apoya y se consuela mutuamente. Tenemos una gran esperanza y alegría y estamos convencidos de que todo va a salir según la voluntad de Dios. Pero ante el evidente riesgo que nos explican los médicos, a veces, ese tiempo de alegría, de esperanzas cumplidas, se tambalea.

 

Hoy queremos dar gracias porque Él no nos falló. Él nos hizo una promesa y la cumplió, y por eso estamos de celebración.

¡FELIZ PASCUA!

Periodos extraordinarios

Subido el 11 de febrero de 2008 en la Categoria El arte de convivir,Relaciones por

Hablar sobre la convivencia de una pareja es hablar de la normalidad del día a día. Trabajos, tiempo libre, hijos si los hay, economía, suegros y suegras, padres y madres, hermanos y hermanas, cuñados y cuñadas, el coche, la casa, la hipoteca, las facturas.

El perdón en la pareja

Subido el 22 de diciembre de 2007 en la Categoria El arte de convivir,Relaciones por

A veces no es fácil pedir perdón por nuestros errores, otras veces nos cuesta perdonar y sobre todo olvidar. En la vida de pareja, tanto el perdón como la comprensión son muy importantes y son parte del respeto que debemos tener por nuestra pareja. Con los años de convivencia, surgen situaciones donde tenemos que pedir perdón o perdonar, y con el tiempo vamos conociéndonos y dándonos cuenta de lo importante que es pedir perdón cada vez que nos equivocamos o perdonar cuando es necesario. Incluso muchas veces no es necesario que el otro nos pida perdón, hay actitudes, caricias, abrazos, etc.que ya nos dan a entender ese arrepentimiento. También hay que aprender a no recordar los errores del pasado, si perdonamos también tenemos que olvidar. “Cuando se ha convivido largamente con alguien, si uno tiene nobleza auténtica, disculpa, comprende, excusa, justifica y perdona. Eso en verdad es el amor.” (Enrique Rojas).

La vuelta al cole

Subido el 1 de noviembre de 2007 en la Categoria El arte de convivir,Relaciones por

coleDurante los meses de verano todo cambia un poco. Cambian las rutinas, los horarios, no hay colegio, jornada reducida en el trabajo, no hay Boletín de Pastoral Familiar, salimos más, estamos más relajados. Todos estos cambios afectan a la vida familiar y también a la pareja. De una manera o de otra, nos permitimos estar más tranquilos en cuanto al ajetreo diario, no corremos tanto, no hay tantos atascos ni tantas prisas, los días se aprovechan más, hablamos más… El verano no es más que un paréntesis en el que muchas cosas cambian momentáneamente. Pero llega la vuelta al colegio, al trabajo, reanudar horarios y rutinas de siempre, otra vez las prisas, los atascos y al final, el día a día que marca nuestras vidas. Pero a veces, este regreso a la tan preciada “normalidad” no es fácil. Y decimos preciada porque realmente así lo pensamos. Las vacaciones están muy bien, pero trastocan tanto nuestras vidas que al final necesitamos nuestra organización diaria ya establecida. Pero, como decimos, este regreso no es fácil y al principio se hace agotador. Todo esto puede afectar a la pareja, se pueden resentir sus ratos de diálogo o sus ratos de oración hasta conseguir ajustar todo el engranaje otra vez. Es por esto, que queremos empezar esta nueva andadura del Boletín con una oración por la pareja. No sé cómo decirte, amado/a, lo mucho que te quiero. Y todo lo que yo te necesito. Te quiero porque te veo alegre. Y porque con humor escuchas mis palabras. Y soportas mis largas confidencias. Te quiero porque te acercas con respeto. Aceptas mis silencios o mis gritos. Me animas cuando caigo. Y me impulsas en mis sueños. No te escandalizas de mi pecado. Ni me condenas por mi limitación. Te necesito, amado/a.

 

Para recibir tus consejos. Para entregarte lo que tengo. Para compartir mi fe. Para decirte lo que siento. Y para cantar junto a ti. Gracias, amado/a mio/a. Por la transparencia de tu corazón. Y porque a través de ti Puedo ver amplia,serena,alegre y nítida. Una gran sonrisa del mismo Dios.

Página siguiente »