La llegada de las crisis conyugales: oportunidad y crecimiento

Subido el 20 de febrero de 2011 en la Categoria Ayuda en conflictos familiares,Relaciones por

Desde la formación de la pareja a la constitución del matrimonio, la relación de pareja no es estática, al contrario dinámica, recorre distintos momentos o ciclos evolutivos. Y con ello acontecen distintas crisis, derivado este vocablo del chino significa o bien peligro u oportunidad.

Afrontar la decisión de separarse

Subido el 20 de abril de 2009 en la Categoria Ayuda en conflictos familiares,Relaciones por

Hoy día podríamos decir que la persona no podría ser ella misma sino se relaciona si no establece vínculos, vamos que si no se une a otras personas su crecimiento personal se vería empequeñecido.

Es paradójico que siendo así esta tendencia innata en el ser humano, a veces se trata de anular. Los mensajes publicitarios nos alientan a hacer nuestras propias vidas, a no depender ni de nada ni de nadie, esto es así que en muchas ocasiones nuestros vínculos afectivos acaban por romperse en un tira y afloja en búsqueda de nuestra propia independencia.

Como evitar una ruptura

Subido el 15 de diciembre de 2008 en la Categoria Ayuda en conflictos familiares,Relaciones por

Toda ruptura de pareja, va precedida de pequeñas fisuras. La repetición de pequeñas fisuras origina una fisura de importancia y de difícil solución. Para evitar llegar a que hagan un daño irreparable, es preciso tomar conciencia de la existencia de las mismas, analizarlas y querer ponerle remedio.

Las fisuras más importantes tienen lugar en el campo afectivo, son estas las que más afectan a la sensibilidad de la pareja y las que más daño pueden hacer. Son más fuertes cuando la pareja se encuentra en la crisis de desarrollo y no es capaz de superar la fase de enamoramiento y entrar en la del AMOR. Quedarse en la fase de enamoramiento es quedarse solo con una dimensión de la persona, la de los sentimientos. Llegar a la fase del AMOR es abarcar las dos potencialidades de todo ser humano- sentimiento y voluntad- Ambas potencialidades son necesarias.

La rutina en la pareja

Subido el 19 de junio de 2007 en la Categoria Ayuda en conflictos familiares por

La convivencia entre dos personas diferentes, no siempre es fácil.
En la fase del enamoramiento se está como desentendido de lo real; se ve todo positivo en el otro, no se ven casi defectos, la persona enamorada los transforma casi en cualidades positivas. Enamorarse en fácil, pero no es fácil amar. Poco a poco vamos viendo que el otro no es perfecto, que tiene sus defectos. En esta fase podemos seguir amando al otro/a tal como es, o podemos rechazarlo/a.
Amar, es estar enamorados y mucho más. Para poder amar, la persona ha de recuperar sus confines, recuperar su identidad diferente y sobre todo amar y respetar la diferencia del otro. El amor en la pareja se da y crece en la medida que se le permite al otro ser diferente

Las relaciones sexuales: la importancia para la vida de los conyuges

Subido el 14 de abril de 2007 en la Categoria Ayuda en conflictos familiares por

 

Las relaciones sexuales son necesarias en la vida de la pareja. Unos de los temas más importantes sobre los que la pareja debe comunicarse es el de sus relaciones sexuales, dado que constituye uno de los aspectos fundamentales de su vida conyugal. Sin embargo son muchas las parejas que no lo hacen.

Ante unas relaciones sexuales no satisfactorias, es absurdo buscar culpables. Las relaciones sexuales son cosa de dos.

 

Es necesario ante dicha situación, hablar claramente del asunto y analizar las causas y de este modo, las relaciones mejoraran considerablemente, sobre todo si se aborda el problema con sinceridad, calma, sin que cohíba la vergüenza ni el falso pudor.

 

Es preciso alejar las dificultades cuanto antes y el mejor medio para ello es el dialogo mutuo, abierto, confiado.

 

Es importantísimo este dialogo al inicio del matrimonio, dado que una vez que hayamos adquiridos malos hábitos, o patrones de conductas viciados es difícil romperlos o cambiarlos.

Amar significa afirmar a la persona amada, no poseerla.

Subido el 10 de febrero de 2007 en la Categoria Ayuda en conflictos familiares por

El matrimonio no es una fusión o confusión de personas. No es la absorción del uno por el otro. Amar es ayudar a la persona del otro a crecer y a ser ella misma, nunca poseerla.

El matrimonio supone el don total del uno al otro, pero nunca la fusión o dilución de las personalidades. En todo momento debemos dar al otro la libertad de ser él mismo. El don total y exclusivo del matrimonio, exige que cada cónyuge conserve su propia personalidad y encuentre en su unión el terreno favorable para su crecimiento integral .Es bajo esta condición como el amor verdadero y la unidad conyugal toma consistencia. El verdadero amor es aquél que cuida de todas las necesidades del otro cónyuge, no solo de las materiales sino también de aquellas que toda persona tiene de crecer, desarrollarse y ser ella misma. Es necesario para ello que sean respetados los espacios y tiempos libre de cada uno. Es necesario que hagamos como propios las ilusiones y proyectos del otro, animándolo, apoyándolo y mostrando interés en ello.

Renunciar a que el otro se enriquezca, a que sea él mismo, o bien negarnos a ello, es dejar que se empobrezca nuestra relación. Siempre será necesario llegar a un acuerdo satisfactorio para los dos, aunque no siempre resulte fácil.

Por propia experiencia, puedo decir la importancia que lo dicho tiene para la relación de pareja. En un momento de mi vida, sentí la necesidad de realizar una ilusión, realizar los estudios de Derecho. Con cinco hijos pequeños, es de comprender lo compleja que resultaba la situación. Lo expuse a mi cónyuge, encontrando en él todo el apoyo y ánimo necesario. No fue fácil para él, le supuso bastantes sacrificios, derivado en gran medida por mis horas de estudio. Mi ilusión y necesidad humana, se cumplió, a la vez que mi relación de pareja se vio fortalecida.

Si hoy, él dice sentirse orgulloso de mi, más orgullosa me siento yo de él por haberme comprendido y animado.

Es necesario aprender a resolver con éxito y conjuntamente las crisis que se nos presenten.

Subido el 15 de diciembre de 2006 en la Categoria Ayuda en conflictos familiares por

Nadie está exento de crisis. Las crisis conyugales, en principio no son ni buenas ni malas, simplemente son y se dan.

 

Para poder resolver las crisis, lo primero que hay que hacer, es identificarlas. Normalmente el origen de la crisis está en una serie de pequeños conflictos que se han ido acumulando sin resolverlos. Identificadas las causas, es necesario no aparcarlas sino dialogar sobre las mismas con la firme intención de resolver la crisis originada. Hay que enfrentarse a las crisis con voluntad firme y decidida.

 

No hay que tener miedo a las crisis, pero tampoco desearlas. Las crisis pueden resolverse. De una crisis bien resuelta, lo normal será que la pareja salga fortalecida. La superación de la crisis hace que ganemos los dos, por ello hemos de tener claro que “ceder” ante una crisis, no es perder, que” perdonar”, no es humillarse. Es necesario perdonar y perdonar cuanto antes. Perdonar y olvidar, dado que si no existe el olvido, la crisis retornará de nuevo y se volverá a reactivar ya de manera más grave.

 

Detrás de una crisis, existe normalmente falta de comunicación en la pareja. No quiero terminar, sin expresar que antes una crisis, que no pueda ser resuelta por los propios cónyuges, será necesario acudir al “especialista”, nunca a familiares y amigos, pues estos normalmente aparte de no tener el conocimiento necesario en la materia no son imparciales y se inclinarán hacía una de las partes dándole la razón, con lo cual, perjudicaran a las dos. No habrá aquí lugar para afirmar “ganarán los dos” sino que tendremos que decir: “perderán los dos”

La comunicación y la escucha en la pareja como factor preventivo de las crisis conyugales.

Subido el 15 de octubre de 2006 en la Categoria Ayuda en conflictos familiares,Relaciones por

Amar es compartir y compartir es comunicar.

Lo que no se comunica no se comparte. Lo que no se comparte, separa y aleja al uno del otro.

La ausencia de comunicación en la pareja, abre un socavón en la relación conyugal que poco a poco llevará a la indiferencia entre los cónyuges y lo que es mucho más grave a la separación y disolución conyugal.

La Negociación

Subido el 21 de mayo de 2006 en la Categoria Ayuda en conflictos familiares,Relaciones por

Quizás pueda parecer una palabra muy mercantilista o del ámbito empresarial. Muchos pensarán que no tiene nada que ver con el matrimonio o la vida familiar. Pero el caso es que sí es una palabra muy importante en un matrimonio, o por lo menos lo ha sido para nosotros, sobre todo desde la llegada de los niños.

Recordamos también un concepto que nos explicaron en un encuentro de matrimonios, “acuerdos tácitos” y que hacía referencia a esos quehaceres que asume cada uno en el hogar sin acuerdo previo y que pasa a ser la obligación de cada cual.

De la confrontación al acuerdo

Subido el 5 de marzo de 2006 en la Categoria Ayuda en conflictos familiares,Relaciones por

LA MEDIACION FAMILIAR COMO ALTERNATIVA DE RESOLUCION DEL CONFLICTO DE RUPTURA FAMILIAR

Tanto el incremento en la frecuencia y virulencia de las rupturas familiares como las características de la problemática en sí, han ido gestando la necesidad de afrontarlas, también en nuestro país, aunque con retraso respecto a otros, desde una perspectiva profesionalmente cualificada . Es por ello que la mayoría de Comunidades Autónomas de España han establecido en sus respectivos Parlamentos distintas Leyes de Mediación Familiar, para regular esta alternativa y posibilitar que los ciudadanos puedan acceder a ella con plena garantía.